Emprende tu viaje…

viernes, 7. septiembre 2012 0:01 | Author:

«La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse».

(Óscar Wilde).

Comprendí tus palabras, las capté,

gracias.

De cierta manera es algo razonable y poco nuevo,

la verdad así es por aquí, no crees?…

Entenderás que todo es nuevo y las cosas cambian,

todo cambia,

las flores han marchitado 

Y el viejo tiempo era el viejo tiempo

y ahí quedó hasta no estar más.

Porque sí, todo cambia y llega a cansar,

por vos entendí que los amores también se van,

o el amor se me apaga.
Hace falta que entendás:

Ya no iré tras tu corazón si te lo llevas a otra parte

ni siquiera si en tus bailes

otros bailen por horas.

Ya no pretendo ir a buscar tu alma en el frío o en las llamas

ni pretendo hechizarte para que me sigas queriendo…

 

No debías haber empezado, haberme atraído y tocado,

No debías haberte entregado tanto,

yo no sé fingir,

lo sabes.

Me dices que hoy, los otros se portan así

yo no soy los otros.

Antes de que piense en recordarte,

de que lo echemos todo a perder,

quiero que sepas:

 

Que ya no intento encontrar lenguajes

para hacerte feliz,

que las maletas para ese viaje sin retorno,

las llevo aquí,

conmigo…

Las fórmulas mágicas de los brujos de Africa

no tienen sentido,

nada…

Sin arrepentirme rezaré

para que sigas tu camino

sin retorno…

Seré otro para que el fuego vuelva a arder,

no en vos, no en tu tiempo.

Seré esos otros que te dan placer,

pero insisto,

no a vos.

Haré nuevos juegos,

pero no vos,

no tengo tiempo.

 

Y de repente tengo la luz, para otro resplandor

Pero lo siento,

no pretendo ser el oro

para que me sigas queriendo más.

Category:Del pasado y otros trágicos momentos | Comentarios desactivados en Emprende tu viaje…

Y estoy aprendiendo.

domingo, 30. octubre 2011 21:31 | Author:

Cuando pensé que todo lo he aprendido es que me doy cuenta que sé poco de nada.

Aprendí a crecer cuando pensé que había crecido, a saber que hay gente que se preocupa por uno

VER, SENTIR, TOCAR.

Aprendí a comprender el por qué de que tus manos me ericen hasta ver como tu sonrisa me pueda hipnotizar.

También a buscarte durante la madrugada cuando duermes o simplemente contemplar tus sueños con los ojos cerrados.

Aprendí a odiar las cucarachas.

Aprendí a quererte durante las noches más frías y oscuras, y a sentirte cuando te vas.

Aprendí a dar besos por cámara hacer bobadas y cosas sin sentido que corresponden a un enamoramiento prematuro.

Pero cuando pienso en tí…

Aprendí que tu mano es mi caricia eterna, que tu nombre es mi canción favorita, que es tu boca mi refugio en el que estoy seguro, y que tu alma es el regalo que nadie puede tener.

Aprendí a ver las maravillas del mejor celaje en tus ojos, entendí que puedes acelerar los relojes cada vez que estamos juntos y que cuando te vas, haces que los minutos se alarguen cada vez más.

Aprendí que cada vez que te encuentro, me encuentro, porque en el universo de tu alma es donde me siento.

Aprendí que mis sentimientos son domados, porque en 10 segundos me llevas del infierno al cielo, con la simpleza de la sonrisa que en las noches aparece ante mis ojos cerrados.

Aprendí que el color del sentimiento está en el silencio de contemplar tu existencia en mi cama, en saber que existes para mí y que poder anochecer soñandote es la más tierna locura que he vivido.

APRENDI A DECIR QUE AMO CON LA RAZÓN.

Aprendí a que cuando te vas ya no te llevas parte de mí, porque no eres mi media naranja, sino mi naranja completa, y que después del sí, yo ganara un amigo, un confidente, un novio, y una persona con la cual compartir mis sueños, metas y alegrías.

Hoy aprendo a decir GRACIAS POR EXISTIR, porque sigo aprendiendo.

Category:Momentos cotidianos... | Comentarios desactivados en Y estoy aprendiendo.

¿Pensaste que no podía?

domingo, 10. abril 2011 15:01 | Author:

Me imagine una vida con vos, pero nunca pensé que la vida sin vos iba a ser mejor. 

¿Pensaste que no podía olvidarte?  Permitime, quedate sentado, son cosas que tengo que decirte.

En algún momento pensé que eras mi centro de atención, ¿recordás cuántas veces te lo dije? sí, lo admito, fueron demasiadas… Vieras que pienso que no perdí mi tiempo en vos, porque esas cosas que hice me quedaron de experiencia para quitarme la venda y darme cuenta de que no eres una persona para algo serio, y que en la calle me espera algo mejor.

Es cierto, he pasado esperando a alguien con tus virtudes, realmente es bastante complicado aunque tus defectos te opacan hasta tu sombra de medianoche. Creeme que la vida me ha tratado mejor, desde el dia que te fuiste y no volviste. No sabes lo mucho que te has perdido, una cantidad de logros he conseguido. A veces pienso que el hecho de que te fueras me hizo uno de los máximos favores: he conocido más gente, más alegrias, más logros he tenido, en una semana seré ingeniero. Y sí, no estarás conmigo para mi graduación, para mi viaje que quiero hacer a Aruba, para los logros que la vida me tiene por esfuerzo y mérito propio (al final los logros en solitario se disfrutan más, no se tiene que repartir alegrias por cosas que yo hice solo).

¡Espérate que aún no termino!

¿Pensaste que no iba a crecer? pobre de vos. Tantos escalones, tantas personas que quisieran estar conmigo y sabes, no me interesa, porque no quiero que me tachen de «perra» por todo Costa Rica y ensuciar mi imagen.

Creo que me calenté, y sabes, después de vos, tuve los logros que nunca hubiera logrado a tu lado.

Déjame las llaves de mi mente aquí sobre la mesa.

¿Ves la puerta? Vete, ya pude decirte adiós.

Category:Del pasado y otros trágicos momentos | Comments (2)

Perder el amor…

miércoles, 22. diciembre 2010 11:18 | Author:

No quiero decirte vete, pero quiero quedarme sólo con la melancolía volar en su cielo. No te pregunté quien eras ni me dediqué a preguntármelo, solo me pregunté por que me elegiste a mí, a mí que hasta ayer creí que eras un rey.

(Perder el amor cuando se hace tarde) Cuando entre tus cabellos un poco de plata los pinta, arriesgas de enloquecer, puede estallar tu corazón, perder un hombre y tener ganas de morir…

¡Déjame gritar! negar el cielo, agarrar a pedradas todos los sueños que están todavía en vuelo, verlos caer uno a uno, romper las alas del destino y te tendre cerca.

(Y sin embargo) Sin embargo te entiendo, y admito que me equivocaba, que hacía tus elecciones.. ¿Quién sabe, pero después quién sabe qué pretendía? ¿Ahora qué queda de todo el tiempo juntos? un hombre demasiado solo que todavía te quiere.

Perder el amor, cuando se hace tarde…. cuando sobre mi rostro se dibujan arrugas y muchas lágrimas, que se dan por no haber pruebas que razonar. Y te harás el indiferente hasta que te des cuenta que no ha servido de nada.

¡Y quisieras gritar! sofocar el cielo, golpear la cabeza mil veces contra la pared, respirar fuerte mi almohada, y dirás «es todo por culpa del destino» si no me tienes cerca.

(Y perdí el amor, ¡maldita tarde!) la que recogió en pedazos una vida imaginaria, aunque pensando que mañana es un nuevo día, sigo repitiendo «no me lo esperaba, de verdad que no me lo esperaba»…

Category:Del pasado y otros trágicos momentos | Comments (2)

El látigo del desprecio (fumemos un cigarro)

miércoles, 20. octubre 2010 7:16 | Author:

Pienso en la posibilidad de poder amanecer mañana con una sonrisa.

Te ha pasado alguna vez que trates de dormir justo cuandola persona que quieres esta disgustada por algo que hiciste de forma inconsciente y de la forma que las rocas piensan?

Try sleeping with a broken heart (Alicia Keys)…
A veces uno piensa que todo está perfecto cuando hay cosas que hiciste sin razón (no hablo de engaños ni infidelidades). Momentos de tagos amargos cuando pides saber que hiciste mal y sólo recibes un «despues hablamos» como respuesta.
Es complicado estar en la playa y ver muchas parejas felices mientras la compañía tuya era únicamente el calor de la brisa del mar.

Primer cigarro.

Me congelo, sí, al balcón de mi apartamento veo como tanta gente se dirige a sus trabajos, con un frío de la gran puta que solo sirve para recordar que es un día nuevo, pero sentirme como ayer solo me recuerda lo mismo: «qué hice».
Escucho la voz de mi roomate que dice «tranquilo mae, ve las cosas buenas que has hecho», aunque me es difícil comprender su ausencia afectiva, mientras él dormia, yo pasé en vela.
Veo los niños correr a comprar pan, típico desayuno.
¿Cuesta ser eficiente en el amor? Gracias a Dios que me dio todas las partes de mi cuerpo, pero a veces desearía no haber hablado tanto o tener menos corazón para no sufrir tanto, o menos mente para darle menos pensamiento al asunto.
Escorpio: signo de las personas que se entregan más de lo que deben.

Segundo cigarro.

Tratas de dormir, tratas de reunir las fuerzas sobrehumanas.
Dios da pruebas para madurar y crecer, pero nunca vi un momento así del lado de una persona que ha pintado mi vida de más alegrias.
¡Jueputa me quemé!
Aún no me siento preparado, pero me preparo.
¿De qué me sirven los libros de autoayuda cuando el corazón es necio y solo sabe entregarse a otra persona y no hace caso a un dueño a un dueño que pide ser feliz y tener paz?

Ama más, entregate más, pero si no tienes cuidado, sufre más.
Comerse al mundo con el corazón es lo más erróneo (o de las más) que uno puede hacer.

Tercer cigarro.

Y caliento mis dedos con la flama del encendedor.
¿Por qué putas sucede que uno se entregue tanto? Al menos la satisfacción de hacer las cosas bien, está.
Sonrío de ver que el hecho de haber convivido con mi ex no fue suficiente para madurar y entender lo que se debe de hacer y no lo que no.
Sólo me rasco la cabeza y me limpio las lágrimas con mi abrigo blanco que me cobija.
Pasa por mi mente la canción Strong Enough pero no me calza.
Pero es el día para darme cuenta que no estoy solo, tengo amistades, amigos, familia, Dios, un trabajo, y bueno, un novio que aunque enojado conmigo, sé que en el fondo me quiere y me guarda cariño.

6:20 am, cuarto cigarro y una taza de café.

Comprendo mi error: comentar cosas a personas que inclinan la balanza hacia él, que hacia mí.
Mi roomate me comentó de un problema que me hace sentir mejor aunque no lo crean, porque me entero así que mi problema no es tan grande como para sufrir más.
Me veo al espejo, miro mi cara hinchada, y digo «es un día nuevo».
Cigarritos que me hicieron sentir mejor… Sigo siendo yo, aquí, en Turrialba, en Jacó, en El Salvador o en República Dominicana.
A sonreir a la vida, gracias Dios por este nuevo día, a seguir adelante que los segundos no se detienen.
Sigamos escuchando a Laura Pausini…

Quinto cigarro, y sexto, y séptimo…

Category:Del pasado y otros trágicos momentos | Comments (1)

Me Faltó…

miércoles, 6. octubre 2010 22:44 | Author:

A veces la vida pone seres especiales que se convierten en hijos del diablo…

Siento que me faltó:

Que me faltó decirte que te odio,

que las noches que te lloré fue tiempo perdido.

Que la fuerza de voluntad de estar junto a ti,

fue en vano.

Odio tu olor,

tu perfume,

tus fotos

TE ODIO.

Que me faltó decirte que ese hueco que dejaste,

no sanará.

Cómo me arrepiento de haberme entregado como lo hice!

Odio los viajes a San Ramón,

Palmares,

Sixaola…

Lamento que conocieras a mi familia.

Odio aquel mensaje de texto,

el 20 de febrero,

el 3 de agosto,

el 14 de octubre…

Me faltó decirte que el hecho que

agregaras gente musculosa a tu facebook

solo denotaba lo ZORRA poco complaciente que eres.

Odio tus abrazos, tus besos, tus falsos «te amo».

Porque me faltó decirte que también te mentí,

mas de la forma que lo hiciste, no pude.

Me faltó confirmarte que lo que pasó entre nosotros fue magia:

SÓLO ILUSIONES,

de la forma que vivieron los gatos.

Me faltó decir que odio tu «guaro vaquero», tu manía por Star Wars,

la forma en que me mentiste por Moravia, por Limón.

Pero lo más importante es que,

hoy me amo, más que ayer, más que el día que terminamos, que el día que tomé mis maletas y prometí no verte jamás,

que el día que conocí a tu pareja por fotos, sentí lástima por él, porque no sabe lo que le espera,

y que por tí, aprendí a desconfiar, pero también a surgir desde el suelo, desde cero.

Pero lo duro pero lo bueno del caso, es que por ti, ya no soy el mismo.

Ya estoy listo, ya no me faltó.

Category:Del pasado y otros trágicos momentos | Comments (4)