authors archive

Tu engaño, tu fracaso, tu olvido.

jueves, 1. agosto 2013 13:01

Deléitate con tu infame traición mientras puedas, porque ella ha aprendido de ti y tiene puñal listo para atravesarte el cuello. Entonces lamentarás que no esté para curar tus heridas. (Anónimo).

Sosteniéndome en un sin fin de pedazos

en un verano que acabó sin atardecer.

En una pared de memorias,

en las paredes de mis recuerdos,

se acostumbra a contar historias,

pero, solo hay papeles viejos ahora.

Es extraño, siempre habían más de mil palabras,

pero, simplemente, ahora no son escuchadas.

Corrimos fuera del tiempo

dijiste adiós muy pronto,

las fotografías están cayendo

como cae el Sol en Saturno,

o como se acercan junio, y diciembre.

Nubladas están mis pesadillas

y, no recuerdo si fue verdad,

pero las fotos siguen cayendo, cambiando,

y dejando una silueta de ti,

que ya borré.

Esos pasos en el pavimento…

Estoy por rechazar caminar a esos lugares

que acostumbramos estar, antes.

Pero mi huella borra la tuya,

Entiendo, me engañaste,

por ti…

Entiendo, fracasaste,

yo triunfé.

Entiende, te olvido,

Triunfo mayor.

Dejate tus pocos sueños,

tu exceso de confianza absurda,

tu pasividad,

y tu promiscuidad,

Que al final

te haré falta de más.

Category:Sin categoría | Comentarios desactivados en Tu engaño, tu fracaso, tu olvido. | Author:

Desgano de la costumbre.

jueves, 25. abril 2013 19:43

Ahora espero diez mil excusas

acostumbradas por vos,

no sé si son un río de palabras

donde me ahogas a mí…

simplemente sé que sos bueno

pero esas cosas que dices

¿qué tienen que ver con nosotros?.

 

Y me siento con este último remedio

el cuál mi cuerpo ingiere hace un tiempo,

mi mente se encloseta

en el sonido de esa historia que sé.

Sé que estás hecho de esa manera

aunque me cuesta limitarme a decirte todo que sí…

 

 

Río de palabras

ese río entre nosotros

aunque antes o después,

puede que nos lleve lejos.

Te doy mi mente

mi corazón y alma si quieres

y si puedes, llega a ellos.

 

A veces siento que gritas en silencio

en un dialecto que ya no es el nuestro,

y aunque pierdo tu respeto

no hay cabida para un adiós.

Esto es como una serie,

una serie extraña

donde encontramos la locura,

y encuentro impotencia.

 

Quisiera detener esas imágenes

esas que guardo en mi mente,

solo quisiera que seamos cómplices,

del tiempo, del amor,

de nuestros hechos.

Category:Sin categoría | Comentarios desactivados en Desgano de la costumbre. | Author:

Sin título, que se quede sin título…

martes, 23. abril 2013 10:18

Duele amar a alguien y no ser correspondidos, pero lo que es más doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sientes.

Tal vez Dios quiere que nosotros conozcamos a unas cuantas personas equivocadas antes de conocer a la persona correcta, para que al fin cuando la conozcamos, sepamos ser agradecidos por ese maravilloso regalo.

Una de las cosas más tristes de la vida es cuando conoces a alguien que significa todo y solo para darte cuenta que al final no era para ti y lo tienes que dejar ir.

Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra puerta se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo a aquella puerta que se cerró, que no vemos la que se ha abierto frente a nosotros.
Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.

Darle a alguien todo tu amor nunca es un seguro de que te amaran de regreso, pero no esperes que te amen de regreso; solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona, pero si no crece se feliz por que creció en el tuyo.

Hay cosas que te encantaría oír que nunca escucharás de la persona que te gustaría que te las dijera, pero no seas tan sordo para no oírlas de aquella que las dice desde su corazón.

Nunca digas adiós si todavía quieres tratar, nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando, nunca le digas a una persona que ya no la amas si no puedes dejarla ir.

El amor llega a aquel que espera, aunque lo hallan decepcionado, a aquel que aún cree, aunque haya sido traicionado, a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado, y a aquel que tiene el coraje y la fe para construir la confianza de nuevo.

El principio del amor es dejar que aquellos que conocemos sean ellos mismos, y no tratarlos de voltear con nuestra propia imagen, porque entonces solo amaremos el reflejo de nosotros mismos en ellos.

No vayas por el exterior, este te puede engañar, no vayas por las riquezas, por que aun eso se pierde, ve por alguien que te haga sonreír, porque hace falta tan solo una sonrisa para hacer que un día obscuro brille.

Espero que encuentres a aquella persona que te haga sonreír.
Hay momentos en los que extrañas a una persona tanto que quieres sacarlos de tus sueños y abrazarlos con todas tus fuerzas.
Espero que sueñes con ese alguien especial, sueña lo que quieras soñar; ve a donde quieras ir; sé lo que quieras ser; porque tienes tan solo una vida y una oportunidad para hacer todo lo que quieras hacer.

Espero que tengas;
Suficiente felicidad para hacerte dulce,
Suficientes pruebas para hacerte fuerte,
Suficiente dolor para mantenerte humana,
Suficiente esperanza para ser feliz.

Las personas más felices no siempre tienen lo mejor de todo; sólo sacan lo mejor de todo lo que encuentran en su camino.

La felicidad espera por aquellos que lloran, aquellos que han sido lastimados, aquellos que buscan, aquellos que tratan.
Por que solo ellos pueden apreciar la importancia de las personas que han tocado sus vidas.
El amor comienza con una sonrisa, crece con un beso y muere con una lágrima.
La brillantez del futuro siempre será basado en un pasado olvidado.
No puedes ir feliz por la vida hasta que dejes ir tus fracasos pasados y los dolores de tu corazón.

Cuando naciste, tú llorabas y todos alrededor sonreían; vive tu vida de forma que cuando mueras tu sonrías y todos alrededor lloren.

Category:Momentos cotidianos... | Comments (2) | Author:

Línea del tiempo, sin volver atrás, nunca más.

domingo, 10. marzo 2013 13:09

Textear
mensajear
saludar
sentir
apoyar
aprender
beber
besar
contar
decir
descubrir
soñar…
…comenzar.
Querer
enseñar
entender
jugar
lanzar
llamar
llegar
llenar
luchar
mejorar
mirar
necesitar
permitir
prometer
quedar
amar
reir
ser
sonreir
tener
traer
venir
visitar
ganar
aprobar…

…volver
pelear
desconfiar
intentar
manipular
olvidar
sacar
caer
cerrar
perturbar
temer
controlar
comparar
contar
continuar
decidir
destruir
doler
esconder
dormir
decepcionar
llorar
gritar
callar
escribir
discutir
mentir
culpar
dañar
maltratar
atacar
forzar
peligrar
amenazar
ignorar
detestar
perder
pensar
preparar
quemar
ausentar
repetir
tirar
parar
cortar
fluir
reprobar…
…terminar.

Category:Del pasado y otros trágicos momentos | Comentarios desactivados en Línea del tiempo, sin volver atrás, nunca más. | Author:

Iluso

viernes, 1. marzo 2013 21:50

Y justo en ese lugar donde el mar reluce
y donde la brisa a rozar tiende fuerte nuestras miradas,
en un viejo lugar nuevo
frente a embarcaciones que no se sabe de dónde vienen,

ni adónde van,

sentiré como un alguien abraza mis sueños.
Después de sentir como se emociona mi sonrisa.

Algo raro, lo admito…
“Sabes que te quiero tanto,
pero tanto, tanto,

que a ese lazo nadie podría cambiar el color.

Ese lazo que nos mantiene

sin ánimo de dejar caer la vibra de dos ilusiones.

Lo sabes”.

 

Y en medio de luces, mientras la luz mayor se oculta

pensaré en los besos que no le he dado

Y mientras el humo de su cigarrillo se disipe

frente a las olas traviesas que acaban su curso en la costa,

sólo por dar gracias a la vida, estaría.

 

Aunque llegue el silencio de la noche,

podría pensar en que mientras sale la luna desde una nube

la vida me sea más dulce.

 

En aquel momento,

miraré los ojos de esa persona

(esos ojos claros que me emocionan),

como ese atardecer que he anhelado juntos

y ahí pensará que me ahogo al callar

las pasiones de la alegría.

 

Y la fuerza de esos mundos

donde nuestros dramas, son nuestros falsos

con un poco de disgusto y un poco de desenfreno

pueden llegar a convertirnos en otros.
Sin embargo notará

que estos dos ojos que se posan en su frente

tan cierto, tan puro,

le harán en algún momento perder el sentido

de estas palabras.

 

Iluso, al enredar nuestro sentir…

 

Pero entonces, el mundo se hará más pequeño

aunque en las noches acá en esta tierra

sean tan distintas

como las formas de consentir nuestras almas…

La vida, puede que no sea esta la vida que termina

sin que de repente esto no lo piense tanto

y sea de una importancia tan baja,

yo, al menos un iluso como yo

desde ya me siento feliz

 

Y reanudaré los minutos,

hasta volver a tocar tierra,

y bajar del barco de la ilusión.

Category:Sin categoría | Comentarios desactivados en Iluso | Author:

Nuestros

lunes, 25. febrero 2013 21:27

“Cuánto tiempo es para siempre?

A veces, sólo un segundo”. (Lewis Carroll).

Si en mi locura, soy pintura, podría llegar a pensar que eres un lienzo,

si soy estrella, serías el encanto.

Créeme que soy la voz de un corazón con una carta abierta a tu alma,

el espejo de mis emociones,

de tu misterioso mirar,

de todo en un instante.

Si soy el mar, siento que eres marea alta,

si soy el cielo, eres la nube en él.

Si soy noche, eres la luz de la noche,

y si soy luz de día, eres la luz de la luna.

No tengas miedo de besar al mar, al viento o de repente a la luna llena.

Simplemente, déjame soñar y mantener vivos estos sueños,

como nuestros,

aunque sea, un día más, cada día.

Creérmela que siempre estarás a mi lado,

con tal de sobrevivir

un día más.

Decir que sigo siendo el uno, el exclusivo

El que siempre estará para tu ser,

y en mis ojos, representes mi ángel

quien levanta la vista al cielo y sabe de dónde viene.

Deja que seamos tu yo,

Y que el mundo, simplemente se quede afuera.

Category:Momentos cotidianos... | Comentarios desactivados en Nuestros | Author:

El espectáculo terminó (hablando con el hígado)

jueves, 10. enero 2013 14:49

Quiero recordar sólo la forma en que la cama está desecha,

la forma en que te estás vistiendo ahí en la oscuridad sin que lo sepas.

Como te marchas como un fantasma,

sin despedirte…

 

Terminaríamos de escribir nuestra historia de amor,

sólo faltan un par de palabras.

Siéntate conmigo,

háblame.

 

Quiero recordar la forma en que la nueve está cayendo,

más lenta de lo que la nieve cae usualmente.

La forma en que nuestras almas vaga por la habitación,

desnudas.

 

Posiblemente el eco de un nuevo día empezará

aunque puede que lo inicies sin mí…

No me despiertes,

libérame.

 

El espectáculo terminó,

las luces se apagan,

no hay puntos de omisión.

Detengan la música,

el espectáculo terminó,

final feliz.

 

Seré de la manera que nunca quisiste que yo fuera,

haré y disfrutaré con otras personas eso,

lo cual me fui incapaz de hacer.

 

Secando los ojos llorosos, te pido, mi amor,

siéntate conmigo,

háblame.

 

El espectáculo termino,

todo oscurece,

y el norte ahora es el sur.

Detengan el mundo,

el espectáculo terminó

final feliz.

 

Category:Momentos cotidianos... | Comentarios desactivados en El espectáculo terminó (hablando con el hígado) | Author:

Un respiro, sólo un break.

viernes, 28. diciembre 2012 23:04

Tanto por agradecer, pero con poco soy mal agradecido. Tanto por luchar, poco con poco hay pleitos. (Cosán).

Entiendo que mientras la vida se encarga de enflaquecer al obsesionarse con comer cada segundo del tiempo, veo como aquel hombre calla y se amolda a algo en el presente tal y como le sucedía en el pasado. Al verlo tan optimista y tan fuerte, aunque con piernas que ya parecen quebrar y tambalear (cual paja que se desliza por el espeso bosque de las pesadillas) ante comentarios como “se va a caer” o “está borracho”, me pregunté en la razón por la cuál él sentía ese taco en la garganta que todo humano ha sentido en la vida que suele acostumbrar a caminar por los pasillos de la ingratitud.

Escuché sus primeras palabras… “dejaré de ser quien soy, por él”.

En ese momento comencé a sospechar cómo él pretendía dejar de hacer esas muchas cosas que a él lo caracterizaban y llenaban de emociones, debido a su notoria angustia de perder a “alguien” (sin nombres, todo tiene que ser tan oculto que eso también se lo respeto)…  ¿qué poder decir, si tengo 24 años de conocerlo?, es un simple iluso idiota que quiere abrazar al mundo y ya ha tenido sus lindos sustos.

Hablar del pasado, puede ser fácil, pero hasta a mí me aburre y me incomoda pensar cómo él a veces recuerda amargos momentos del pasado y por más que intente gritarle que deje de hacerlo, simplemente es alguien con estrechez mental para cosas del amor que prefiero salir a dar una vuelta, como ahorita.

Ya ahora él poco a poco lo veo sin metas, sin ilusiones, sin pensar en lo que viene, por abstenerse a pensar en el futuro porque le molesta a ese alguien, porque no puede hablar de cosas fatales porque puede perder a ese alguien, ya no se pueden hacer bromas porque todas terminan en discusión puede perder a alguien… que no puede tener palabras similares a las del “ex” o a las de la madre porque se trauma y causa discusión (pero ¡por Dios, si él ni los conoce!). Ya finge la forma de caminar de la mano por la vida, sonriente.

Aunque doloroso, aún veo que él no se acepta tal y cuál es, con tal de agradar a los demás o al menos, a ese alguien.

Y aunque yo quisiera que no cambie, en esta noche lluviosa de diciembre, no veo desventaja alguna, si él cambia.

 

¡Listo! creo que esta alma deba volver, de donde salió.

¿Estar por ti, o ser de ti?…

Category:Sin categoría | Comments (1) | Author:

Perdido.

jueves, 18. octubre 2012 0:55

Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso. (Antonio de Saint-Exupéry)

Si la más bella rosa fue hecha para ser roja

y las violetas, para tender ser azules,

¿porqué son mi corazón y mis más profundos pensamientos,

hechos para vos?

Mis manos añoran día con día el acariciarte,

y que sea esa caricia quien te dé paz…

¿Cuántas veces te he dicho que envidio tu almohada?

Esos ingenuos ojos que me hacen derretir el alma

justo, al frente mío,

mientras la ciudad de tu cuerpo es en la que quiero vivir…

Sí lo admito, estoy perdido en este mundo,

incluso, perdido en mis palabras,

en tu inquebrantable sonrisa,

en tus suaves manos…

y cuando las luces se apaguen

es ahí dónde te encontraré.

Esta música de tu respirar es irresistible,

tu voz simplemente hace encrispar mi piel

algo inocente, muy puro

aunque suponga que todo esto lo has escuchado antes…

Persona complicada y de muchas formas:

¿cambiará esto alguna vez?

una cosa que te pido que se quede siempre igual:

quedarte vos como foto en mi cuadro…

Quiero ser ese quien nunca esperes gritar

quien te haga mantener confiado de tus sueños,

y quien vele de la calma de nuestros mundos.

De repente y  esté muy mal, pero yo soy así…

Dos meses… ¡Gracias!

Category:Sin categoría | Comentarios desactivados en Perdido. | Author:

Tan solo un saludo.

sábado, 29. septiembre 2012 22:26

Dentro de los recuerdos que tengo de tu existir, encuentro cuando te veía cada fin de semana, porque mientras trabajabas arduamente, yo me encargaba de conocer la vida, solo. No te niego que cuando hablabas de que me metí toda una galleta “María” en la boca porque mi primo me la iba a quitar, me detengo a imaginar que en algún momento llegué a ser parte importante de mi vida… imagino que lo soy, aunque ya esos momentos de chineos y esos detalles de niño, ya se fueron (“estás bastante güevón para esas varitas”, dirías).

De repente y muchísimos momentos de mi infancia que no recuerdo. ¿Pregúntame algo de mi niñez? ¿acaso mis regalos de Navidad? ¿mi primera comunión? ¿mi graduación de escuela? ¿todos aquellos 15 de septiembre en los cuales fui mejor promedio y tenía que desfilar? ¿estudiaste conmigo? Posiblemente no pueda responderte nada, aunque si acaso, alguna que otra discusión que tuviste con mamá (lamentablemente no se te quita esa costumbre).

¿Y sabes? Así comenzaron las cosas… eso de tenerte lejos a veces me pone triste y sí, hubo cosas que recuerdo de mi infancia, pero casi todas son complicadas de explicarlas (no las entenderías, me lo has demostrado). La idea de comenzar mi colegio fue desgarradora: eso de cambiar mentalidades y dejar de ser un poco niño, alejarme de muchos compañeros que decidieron ir a otros colegios y demás aventuras nuevas, fueron momentos complicados… No te voy a negar que mi primer beso fue a los 10 años… eso no lo sabes, porque sé que no he buscado el chance para decírtelo, ni me lo preguntarías.

Sí me acuerdo de que en algún momento te dije que tenía novia, y me lleva dos años. No hiciste una buena cara, pero llegaste a decirme muchas cosas que aún recuerdo. Hasta que comenzó mi rebeldía: un carácter duro, frío, calculador… ¿Sabías que el hecho de que yo pasara metido en el cuarto, cuando estabas en casa, no era más que parte de mis ideas de irme pronto de casa?. ¿Por qué crees que yo te imploraba que quería estar en una “U” privada? Ya no soportaba tus pleitos con todos, hasta que se dio la oportunidad.

Poco a poco me fui alejando de nuestro hogar (ese en el que dormimos juntos, muchos días y muchas noches), fui haciendo lo mío, descubriendo el mundo, tratando de echármelo encima hasta que ya mi espalda no dio más y mis piernas dejaran de responderme. Y pues, ahora no soy quien piensas que soy, ya no soy ese niño que a veces estudiaba para salir bien en un examen, esa persona que discutía rebeldemente hasta decir “me quiero ir de aquí”.

Mis gustos, son otros, distintos a los tuyos.

Hoy soy esa persona que aprendió a tomar lo bueno tuyo: trabajo arduo, ser terco hasta tener lo que se quiere, hacer todo detallado (a veces eso de ser lento, y tomarse el tiempo para hacer las cosas, es bueno). Sé que no lo notas, máxime en estos tiempos en los cuales ya tengo más de mes y medio de no verte, por mi bienestar y hasta por mi tranquilidad. Soy un intenso de la vida, de las cosas buenas.

No me lo estás preguntando, pero en eso que le llaman amor estoy bien… de hecho estoy pasando por un excelente momento. De hecho hasta me gustaría que conocieras a esa persona, y en alguno de esos ratos de la vida conversaran, pero bueno, la verdad no creo que me entiendas.

El trabajo por dicha va bien, ya son tres años y en el mismo lugar… he llevado momentos complicados que he sabido sacar adelante, gracias a ese esfuerzo que me demostraste siempre.

Eso de tenerte cerca a veces me da miedo, te aseguro que aún las cosas duelen… pero espero que algún día, puedas sentarte conmigo y yo te pueda contar mis problemas sólo para que me escuches, y sepas lo bien que estoy.

Sólo para no quitarte más tiempo: te amo, y espero que tu actuar sea para bien, de todos en casa, porque para todos nosotros, sos importante.

Un abrazo, tu hijo.

Category:Del pasado y otros trágicos momentos | Comentarios desactivados en Tan solo un saludo. | Author: