Iluso

Y justo en ese lugar donde el mar reluce
y donde la brisa a rozar tiende fuerte nuestras miradas,
en un viejo lugar nuevo
frente a embarcaciones que no se sabe de dónde vienen,

ni adónde van,

sentiré como un alguien abraza mis sueños.
Después de sentir como se emociona mi sonrisa.

Algo raro, lo admito…
“Sabes que te quiero tanto,
pero tanto, tanto,

que a ese lazo nadie podría cambiar el color.

Ese lazo que nos mantiene

sin ánimo de dejar caer la vibra de dos ilusiones.

Lo sabes”.

 

Y en medio de luces, mientras la luz mayor se oculta

pensaré en los besos que no le he dado

Y mientras el humo de su cigarrillo se disipe

frente a las olas traviesas que acaban su curso en la costa,

sólo por dar gracias a la vida, estaría.

 

Aunque llegue el silencio de la noche,

podría pensar en que mientras sale la luna desde una nube

la vida me sea más dulce.

 

En aquel momento,

miraré los ojos de esa persona

(esos ojos claros que me emocionan),

como ese atardecer que he anhelado juntos

y ahí pensará que me ahogo al callar

las pasiones de la alegría.

 

Y la fuerza de esos mundos

donde nuestros dramas, son nuestros falsos

con un poco de disgusto y un poco de desenfreno

pueden llegar a convertirnos en otros.
Sin embargo notará

que estos dos ojos que se posan en su frente

tan cierto, tan puro,

le harán en algún momento perder el sentido

de estas palabras.

 

Iluso, al enredar nuestro sentir…

 

Pero entonces, el mundo se hará más pequeño

aunque en las noches acá en esta tierra

sean tan distintas

como las formas de consentir nuestras almas…

La vida, puede que no sea esta la vida que termina

sin que de repente esto no lo piense tanto

y sea de una importancia tan baja,

yo, al menos un iluso como yo

desde ya me siento feliz

 

Y reanudaré los minutos,

hasta volver a tocar tierra,

y bajar del barco de la ilusión.

Tags »

Author:
Date: viernes, 1. marzo 2013 21:50
Trackback: Trackback-URL Category: Sin categoría

Feed for the post RSS 2.0 Comments and Pings are closed.

Comments are close