Emprende tu viaje…

«La única ventaja de jugar con fuego es que aprende uno a no quemarse».

(Óscar Wilde).

Comprendí tus palabras, las capté,

gracias.

De cierta manera es algo razonable y poco nuevo,

la verdad así es por aquí, no crees?…

Entenderás que todo es nuevo y las cosas cambian,

todo cambia,

las flores han marchitado 

Y el viejo tiempo era el viejo tiempo

y ahí quedó hasta no estar más.

Porque sí, todo cambia y llega a cansar,

por vos entendí que los amores también se van,

o el amor se me apaga.
Hace falta que entendás:

Ya no iré tras tu corazón si te lo llevas a otra parte

ni siquiera si en tus bailes

otros bailen por horas.

Ya no pretendo ir a buscar tu alma en el frío o en las llamas

ni pretendo hechizarte para que me sigas queriendo…

 

No debías haber empezado, haberme atraído y tocado,

No debías haberte entregado tanto,

yo no sé fingir,

lo sabes.

Me dices que hoy, los otros se portan así

yo no soy los otros.

Antes de que piense en recordarte,

de que lo echemos todo a perder,

quiero que sepas:

 

Que ya no intento encontrar lenguajes

para hacerte feliz,

que las maletas para ese viaje sin retorno,

las llevo aquí,

conmigo…

Las fórmulas mágicas de los brujos de Africa

no tienen sentido,

nada…

Sin arrepentirme rezaré

para que sigas tu camino

sin retorno…

Seré otro para que el fuego vuelva a arder,

no en vos, no en tu tiempo.

Seré esos otros que te dan placer,

pero insisto,

no a vos.

Haré nuevos juegos,

pero no vos,

no tengo tiempo.

 

Y de repente tengo la luz, para otro resplandor

Pero lo siento,

no pretendo ser el oro

para que me sigas queriendo más.

Tags »

Author:
Date: viernes, 7. septiembre 2012 0:01
Trackback: Trackback-URL Category: Del pasado y otros trágicos momentos

Feed for the post RSS 2.0 Comments and Pings are closed.

Comments are close